Batea es una población española de la comarca de la Terra Alta (Tarragona) que limita con Aragón. Aquí, el 70% de la población activa trabaja en la agricultura, especialmente en el cultivo de la vid y en la elaboración de vinos. También se cultivan olivos, almendros y árboles frutales.

La materia prima de nuestros productos proviene directamente de las manos de los agricultores, tan cerca como nos es posible.

Principio de sostenibilidad

Intentamos minimizar nuestro impacto en la naturaleza. Nuestra fábrica va creciendo según nuestras necesidades, con materiales ecológicos y eficiencia energética. Es aquello que denominan green factory, pero de color blanco.

Y lo más importante, utilizamos materia prima libre de pesticidas, antibióticos, fertilizantes sintéticos, aditivos y conservantes, esto permite evitar la contaminación de la tierra, el agua y el aire, respetando la fauna, protegiendo la biodiversidad y generando menos gases de efecto invernadero sin producir residuos contaminantes.

Principio de salubridad

La alimentación ecológica no es ninguna moda. Desgraciadamente ha sido pervertida por la industria y ahora para conseguir un futuro mejor tenemos que recuperar el pasado. Tenemos que vigilar qué comemos por nuestra salud, por el medio ambiente y por el futuro!

Principio de honestidad

Creemos en aquello que hacemos y decimos. Hacemos y decimos aquello en lo que creemos.

Biosfera

Batea se encuentra dentro de La Reserva de la Biosfera y certifica que Las Tierras del Ebro son una de los 100 mejores destinos sostenibles del mundo, gracias a su riqueza paisajística, a sus ecosistemas mediterráneos y a su modelo de conservación de la biodiversidad.